12 junio 2010

A la deriva



De cada naufragio rescato,al menos, un poema.
Así que,echando cuentas,
llevo casi media vida a la deriva
...

6 comentarios:

incal dijo...

navegar es preciso,vivir no es preciso...

Saludos montevideanos.

Mario dijo...

Las palabras llevaban vida y media a la deriva. Posaron para García Márquez y su náufrago... Se extendieron por el poemario de L. García Montero, rescatándome de mi naufragio... Abrazaron la náufraga y huérfana melancolía de Sabina... Se exiliaron al corazón de Prado para otros menesteres, otros cantares y muchos poemares.
Llevaban tiempo, las palabras, buscando un alma en las que anclar, un corazón en el que exiliarse, unos dedos y una mente para convertirse en realidad.

Me encanta tu forma de esculpir poesía.

Felicidades.

(te requeteleeré a ver si se me pega algo y aprendo a sintetizar un poco...)

Laura dijo...

echando cuentas tb, deberias tener un monton de recuerdos.
Cuando quedan escritos, no se olvidan.
besos enormes

CabezaDeMonte dijo...

Entonces, has sobrevivido a un montón de naufragios, lo que te hace, estadísticamente, única. En cualquier caso, ya lo eras, al menos, para los que te leemos. Besos!

Lía. dijo...

Valerosa manera de hacer catársis a través de las consideraciones, naufragar en este apasionado mar de estruendos en las emociones; creo para nadie nunca ha sido fácil, por lo que nada mas puedo decir... sigue que aún de seguro queda mas por vivenciar para esta existencia tuya.
Mi abrazo...

Sharvelt dijo...

pero es una deriva que encanta, una en la que la poesía se beneficia de tus palabras... un gran poema