21 julio 2010

Ponte a resguardo


Ponte a resguardo,
se está gestando una tormenta de arena.
Remolino ambicioso de polvo que en tus pupilas,
duna y remanso,
sedimentará la ultima rosa de piedra
que arranqué de mis labios.
Ponte a resguardo.
Vientos huracanados zigzaguean mis caderas,
y un vendaval de rutinas,
 se despereza.
Ponte a resguardo,
 Que ya entona la ventisca su irresistible arrullo
 que hay escombros en pie de guerra,
y un huracán en ciernes
entre mis piernas.
...

10 comentarios:

Juan Carlos Ortega dijo...

"huracán en ciernes..."

La fuerza de la naturaleza (femenina) desatada.

Emocionante y atractivo. No dan ganas de ponerse a resguardo.

Gracias por tus palabras en mi blog.

Una sonrisa.

La cónica dijo...

quien avisa, ya se sabe... que luego no pidan cuentas.

besos

María (Eme) dijo...

Hmmm..huracanes en ciernes.. me gusta!

un beso

Soul dijo...

Pasión, locura, calor...
Eres una bomba de relojería, chica!!!
Me ha encantado ;)
Besos

Salva dijo...

¡Bellísimo poema!

Los únicos huracanes que debería haber son aquellos de los que hablas.

Besos.

CabezaDeMonte dijo...

Vientos de cambio, desescombro necesario, hay aire que de tanto respirado abruma y es necesario cambiarlo.
Me paro en medio de la nada y veo el remolino a lo lejos.
Ya llega.
No me moveré.
Besos!!

Noesperesnada dijo...

Muy fuerte, no quiero ni imaginar lo que debes ser atormentándole la existencia a un susodicho...

Bichita23 dijo...

Exclente composiciòn, fuerza arrolladora que hace del la advertencia un llamado De vuelta poco a poco Un abrazo

HUMO dijo...

Bellísimo Jasonia, que placer regresar y toparme con tus letras.

Gracias!

=) HUMO

BB dijo...

Me encanta... me atrapó desde la foto
Un abrazo
BB