01 julio 2010

R-U-T-I-N-A


Diles que pasen de largo,

que busquen otra fonda donde pernoctar,

otra cueva donde arrebujarse a trenzar telarañas,

otra mina en que barrenar pasiones

otro territorio donde izar su bandera blanca.

Diles que pasen de largo,

que no son bienvenidas en mi casa.

Son apenas seis letras, ya lo sé.

Seis letras inermes, anodinas, humildes.

Disfrazadas.

R-U-T-I-N-A

Seis letras que, tras aparente inocencia,

enmascaran a una bestia de garras afiladas.

A un lobo con piel de cordero.

A un dragón que en vez de escupir fuego,

apaga brasas.

A un pulpo con garfios por tentáculos,

que en cada abrazo,

estrangula mi autoestima y me remacha el alma.

Diles que pasen de largo, que no insistan,

¡Que se vayan!

No permitas siquiera que,

desfallecidas,

se recuesten en el quicio de mi puerta,

ni que se asomen,

sedientas,

 al brocal del pozo que horadé

en el baldío laberinto de mis horas bajas.

Diles que les declaro la guerra.

¡Y al enemigo ni agua!



10 comentarios:

Silvia dijo...

Y al enemigo ni agua!
y ni un paso atrás ni para tomar impulso...
Y a la R u t i n a...

ni caso!


Saludos y Besos!

La cónica dijo...

la r-u-t-i-n-a no pasará, ninguna de sus letras. cuidado porque a veces se vive cada instante como si hubiera que aprender a respirar, como si hubiera que inventarse las leyes del tráfico. también eso se puede convertir en rutina...

un beso

César Sempere dijo...

Ni nombrarla. Nos apaga, nos machaca y adormece nuestros sentidos.

Todos los días tengo infinitas batallas con ella...

Un saludo,

Gracias por tus palabras en mi blog.

Juan Carlos Ortega dijo...

Excelente blog. Lo que he leído que ma gustado mucho.
Tengo que pasar con tiempo a leer más entradas.
Cómo me gusta encontrar gente afín.
Seguiremos en contacto.
Una sonrisa.

Juan Carlos Ortega dijo...

Perdón. Quise decir: lo que he leído me ha gustado mucho.
No sé si es el miniteclado del portatil o mis manitas/pezuñas.
Otra sonrisa.

moreiras dijo...

Jeje, esta es una gran declaración vital, sí señor... y al enemigo ni agua!

Federico Manuel dijo...

Cómo me gustaría tener una abuela así, con el dedo levantado cada vez que me oliera a rutina (je,je)...

Es curioso que en el mismo día publicaras una entrada con el mismo título que yo en mi blog. Pásate, creo que te gustará.

Un beso.

J.M. Ojeda dijo...

Rutina.
Quizas eso, pero solo eso...
Rutina...

Saludos de J.M. Ojeda.
P.D. Buen Domingo rutinario.

RECOMENZAR dijo...

Excelente me has hecho sonreir:)

~Mar~ dijo...

Qué maravilla!!
A mi también me has hecho sonreir.
Qué bien lo sabes expresar todo =).
Besos!!!