09 diciembre 2010

Vacío




Cuando el vacío te revienta los tímpanos
sólo quedan dos opciones:
hacerse el sordo
o saltar hacia él.

12 comentarios:

Mario dijo...

Llego hasta el hangar de tus ultraligeros retóricos, saltando de vacío en vacío... Y llego, digo, o más que llegar, aterrizo... pues ya que en el texto anterior se me impidió, incluso, cualquier maniobra de aproximación a la pista uno. Así están las cosas... derivando de un aeropuerto de letras a otro de ideas. Llegando y partiendo al mismo tiempo. El tiempo, dicen, es oro. Oro, digo, es leer tu manera de sintetizar, tus artes en la doma descriptiva de paisajes que emocionan y contagian, tu manera de compactar que es tu manera de conformar, tu decir sí, tu revelarte contra las sociedades poemizando sin polemizar.

Es un placer leerte, escribas lo que escribas, que es, digas lo que digas...

Así que sigue rompiendo silencios... que un servidor seguirá aterrizando sobre tu voz escrita, si no lo evitan los controladores.

Un abrazo, "controlao"

Mario

noah dijo...

Saltar, mil veces saltar.

Un texto breve y espléndido.

Noah

http://tutudetul.crearblog.com/

Hipérica dijo...

Lo que hacerse el sordo te vacía mucho más..saltemos!!
Me gusta lo que escribes..
un saludo

Delgaducho dijo...

Yo, haciendo honor al nombre de mi blog no puedo sino hacer mía la segunda opción.
Genial.

Nela dijo...

Pues no se tengo dudas, a veces es mejro hacerse el sordo ¿no crees?
Besos
nela

Mercedes Pinto dijo...

¡Feliz Navidad!

Laura dijo...

Pues salta hacia aqui, que ya te recojo yo.un beso enorme

Anónimo dijo...

A mi navidad le faltaba su árbol de letras.
Sólo he venido a recogerlo; lo cuidaré, lo plantaré, lo regaré con verbos y le cantaré villancicos.

Feliz Navidad.

Andrés J. dijo...

saltar hacia él,
y volverse él.

Derretirse en el miedo del vacío
y ser efervescente espuma de la nada.

qué lindo.

Roberto dijo...

al abismo de cabeza...a experimentar estrellas y desesperación...

un beso

X dijo...

No creo que uno pueda decidir saltar al vacío. En todo caso, caes en el.

vaiven dijo...

Hay otra opción, vaciar el vacío. Ya sabes, "deshacer es hacer". :-)

Me encanta haberte encontrado¡¡

Precioso este vacío tuyo, sutil e intenso.

Un beso madrileño

María